El Apellido paterno pierde la preferencia

Aunque la Nueva regulación sobre los apellidos en España data del año 2011, no entrará en vigor hasta finales de este mes.

El motivo principal para haber transformado este aspecto tan arraigado en la costumbre española no es otro que intentar conseguir una igualdad de género. A partir del 30 de Junio de este año, el apellido paterno, que hasta el momento por ley disfrutaba de preferencia sobre el materno, ya no será una “imposición” y los padres deberán establecer el orden de los apellidos a la hora de registrar a sus hijos.

Esto no es algo nuevo, ya se contaba con la posibilidad de inscribir a los hijos con el apellido materno en primer lugar, pero siempre existiendo un acuerdo previo entre ambos progenitores ya que en caso de no existir dicho acuerdo el apellido paterno prevalecería sobre el materno. Con la nueva reforma, en caso de desacuerdo el Registro Civil deberá establecer el orden de los apellidos basándose en otras peculiaridades: orden alfabético, sorteo…